Samuel, Isaac y un joven de Pontedeume




POR MARIO SEOANE Fuente: Autismo en vivo | 19/07/2021, Pontevedra, España Fotografía: Pixabay

Durante estos días, ha habido bastantes indicios de delitos de odio en España. Digo indicios porque no soy juez, y para determinar la culpabilidad o inocencia está la justicia. Ha habido olas de indignación, que tengo que decir que no han sido iguales en todos los casos.

A finales del mes pasado, Samuel Luiz, un joven residente en Coruña, ha fallecido tras que un grupo de individuos le quitase la vida de una paliza en el paseo marítimo de esta ciudad. Todo parece ser que comenzó con un malentendido con un teléfono, tras que supuestamente, han aparecido insultos homófobos y aludiendo a su condición sexual. Sea cual fuere la causa, cualquier tipo de asesinato es un hecho repugnante y asqueroso. Tras esto, muchas personas han salido a la calle. Gente de la clase política ha empezado a mover a sus asociaciones juveniles, los medios de comunicación iban buscando el más mínimo detalle con el objetivo de ganar audiencia. Luego, también vemos que algunos le echan la culpa de este suceso a partidos políticos, inmigrantes o incluso, hinchadas de equipos de fútbol. Para mí ha sido horrible este crimen, pero me parece el sensacionalismo que se ha hecho con este suceso así como el aprovechamiento político que he observado. Desde Coruña a Pontedeume hay apenas 40km. En la localidad de la desembocadura del Río Eume un joven ha sido agredido y empujado por un grupo de personas, así como que le han quitado su calzado. Tienen la osadía, además, de pegarle justo al lado de un lugar del que si tropieza y cae mal, las consecuencias pudieron haber sido peores. Otro hecho asqueroso y repugnante, fruto del odio que ciertas personas tienen al diferente, al que ven débil y a lo que no consideran habitual. Este ha sido un caso más de esos donde hay ganas


de acosar a gente, y eso que quien escribe, creía que a esas edades la gente comenzaba a madurar, ya no se metía en la vida del otro y sabía ya valores como el respeto, la humildad y la libertad individual. Nada más lejos de la realidad, cada vez veo que hay personas que no saben estos valores y que en muchas ocasiones, solo se divierten haciendo daño a otra persona.


En Pontedeume, para un tren que va hasta Madrid, donde ha habido otro asesinato, el de Isaac, un cantante de rap que competía en las conocidas cómo Batallas de Gallos, una competición de freestyle donde el que mejor lo haga, gana. Pues tras quedar con un amigo para grabar música, un grupo de individuos le apuñala por la espalda -la forma más cobarde de atacar a alguien- y le quita la vida. Un sueño de cantante se ha roto, una familia destruida y endeudada ya que ni tan siquiera tiene poder económico para enterrar a un hijo, lo peor que le puede pasar a una persona. Vas a quedar con un amigo y un grupo de personas, porqué si, porqué les da la gana, deciden que tu vida debe finalizar. Esto es escoria humana y deseo que pasen hasta sus últimos días en la cárcel y se les aplique laPrisión Permanente Revisable, pero yo no seré el que les juzgue a pesar de que tengo muchas ganas de hacerlo.


Pero… ¿Hay alguna manifestación convocada?¿Dónde está la gente indignada por redes sociales con hashtag #JusticiaParaIsaac? ¿Qué pasa, dónde está el Artículo 14 de la Constitución Española? ¿O el Artículo 1 y 3 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos?¿Políticos, dónde estáis?¿Asociaciones juveniles, cuando vais a convocar manifestaciones? ¿Me estáis diciendo que hay víctimas que interesan más que otras?


Sí, queridos lectores, este es el motivo de escribir este artículo. No estoy viendo nada sobre esto en las redes sociales, no veo a los principales personajes influyentes diciendo nada sobre el acoso que personas con trastornos del espectro autista, TDAH, dislexia u otras necesidades especiales sufrimos. No quiero pensar que hay víctimas que interesan más que otras e incluso, usar a las víctimas con rédito político, para manipular a las personas y exhibir músculo ideológico. No veo a líderes políticos condenando este hecho de discriminación. Ni siquiera a otros líderes políticos para hacer referencia al origen de los presuntos asesinos de Isaac. Nadie dice nada, nadie se molesta. Solamente las personas que estamos diagnosticadas o que tenemos algún vínculo con el tema. Todas aquellas personas que ves por las redes sociales, subiendo fotografías y videos de las manifestaciones sobre el terrible asesinato de Samuel, difundiendo la mayor propaganda posible a favor de los movimientos relacionados con la igualdad de género, se han callado, no han dicho nada, no han reivindicado nada. Quiero pensar que es debido a que no se han enterado o porque los medios de comunicación apenas le han dado trato.


Estos medios de comunicación se han callado. Hablan de lo que les mandan los que luego les riegan con millones de euros mientras otras muchas personas no son capaces de encontrar trabajo, dan órdenes para negar los certificados de discapacidad, quitan ayudas a la dependencia, recortan en sanidad; gobiernan sin saber y recortan en educación así como que ponen la educación especial en un limbo de incertidumbre. Y lo poco que hablaban se les veía hacer menciones sobre el autismo como “problemas de salud mental”, “enfermedad”, “padece” cuando el trastorno del espectro autista es un trastorno generalizado del desarrollo, llegando a ser considerado por muchas personas diagnosticadas como una “neurodivergencia”. No es ninguna enfermedad mental, a pesar

de que debido a las vivencias, falta de comprensión, discriminación, odio y soledad, en muchas ocasiones acabamos desarrollando otro tipo de patologías de salud mental, como ansiedad, estrés, depresión, TOC y muchas más cosas. También hay que señalar la mención al Síndrome de Asperger, con la que yo estoy diagnosticado pero que el DSM-V ya dejó de reconocer, reconociéndose ahora como TEA nivel 1. No obstante, no voy a profundizar mucho aquí. Nadie nació aprendido y creo que estas cosas hay que ir enseñándolas poco a poco.


Y la gente se calla. No dice nada. Mucha gente de la que va de defensora de las causas justas no ha saltado, no ha difundido nada. Me ha dado mucha rabia que un joven, que solo quería cantar, haya perdido la vida por caer mal a unas personas. Es que que pasa ¿como no es de ningún colectivo defendido por el poder nadie protesta? ¿ni siquiera va a haber carroñeros que utilicen la nacionalidad de quien le ha asesinado? Esto ha sido la gota que colmó el vaso. Somos una sociedad manipulada, donde protestamos cuando a los intereses particulares, sindicatos serviles al poder y las redes sociales nos presionan. Solo hemos hablado quienes nos afecta o nos implica el tema, sean familia, diagnosticados. Y en este caso, tampoco es la primera vez que sufrimos violencia de otras personas.


Tampoco veo a los personajes políticos emocionándose por este crimen, como si he visto en otros casos para culpar al patriarcado, la homofobia o el racismo, cosas que me parecen muy repugnantes que existan en esta sociedad pero de la que los burócratas de turno se dedican a usar para captar votos. Unos hablando a favor y otros hablando en contra. Pero al fin y al cabo para buscar el voto.


No voy a culpar a nadie, insisto, de esta muerte. La culpabilidad o inocencia la tendrá que determinar un tribunal de justicia. No voy a entrar en el juego del linchamiento público de otras personas, porqué como dije muchas veces, yo creo en el individuo y es el individuo el que hace el mal. Y por eso deseo que a ese grupo de sujetos que ha cometido este crimen, le caiga todo el peso de la ley encima. Y quizás, haya que pensar en un pacto por la educación que en este país se manipula tanto al antojo del burócrata y/o político de turno, que entre otras cosas, inculque los valores de la igualdad y libertad, recogidos tanto en la Constitución Española como en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.


Muchas de las personas diagnosticadas -y las que no lo están- con TEA, sufren acoso, odio y humillaciones. Este muerto, pude haber sido yo. Hay que decir que lo pude haber sido por otras cosas, como un accidente de tráfico, un intento de robo o una bala perdida. Incluso un suicidio, algo tan invisibilizado en este país, por la soledad y el despreciosin motivo ni razón. Y luego cuando se visibiliza, uno tiene que oír cosas cómo “vete al médico”, pero eso ya es otro cantar.


La foto en honor a Martin Niemöler es dedicada a cuando las personas no protestan cuando hay algo que no va contigo pero si es una injusticia. A pesar de mis discrepancias con ciertos movimientos -incluso en el mío propio, lo cual me ha llevado a peleas internas con otras personas y que se me llegase a tachar a mí mismo de capacitista-, puesto que yo soy una persona que me gusta cuestionar todo lo que observo, siempre me he puesto de lado de las causas que demandan justicia. Sin embargo, he observado como mucha gente se solidariza con movimientos en función del rédito político que se le pueda sacar así como del interés mediático que le den los medios de comunicación. Y aquí, con el caso de Isaac y el

chico agredido en Pontedeume nadie, ABSOLUTAMENTE NADIE, ha hablado. Nadie se ha enterado. Nadie ha dicho nada. No interesa, no da audiencia, no da votos, la gente no se mueve. ¿No habíamos quedado en esto de que si eres indiferente eres cómplice?


Esto me recuerda a ciertos actos donde personas que defendían la igualdad después me decían “si querían tratarme como un Asperger o como un NT” o cuando primero te dicen “hay que entenderlo” pero luego me dicen “que soy yo el que me tengo que adaptar”. Luego hay otros que van de inclusivos, que aman a las personas y que respetan, pero a la hora de la verdad, es todo falso, a nadie le interesas y todo es hipocresía. Pero a pesar de que hay muchas malas personas, no seré yo el que culpe a la sociedad ni a una violencia estructural. Por otro lado, hay personas buenas que intentan ayudar y echar una mano. Quizás no lo hagan bien muchas veces, por ejemplo cuando te dicen eso de “no se te nota”, pero muchas veces importa la intención más que el hecho y otras muchas, han hecho cosas por mí que me han ayudado a ser mejor persona, a crecer y a ser más independiente. Especialmente si estás leyendo esto, no es precisamente porque te guste discriminar a las personas. Pero de esto, ya hablaré en otro momento.


Ha sido un artículo duro e incluso un poco incorrecto, pero he de reconocer que me tenía que desahogar un poco, porque cuesta ver esto de forma objetiva. Sin embargo era algo que necesitaba pronunciar y escribir.


Un saludo a todos. Siempre Fuertes.



#TODOSSOMOSISAAC

Entradas Recientes

Ver todo