Ser Asperger, una historia de desencuentros




POR JORDI PERA SEGARRA

Fuente: Autismo en vivo / 07/02/2021, Barcelona

Fotografía: Pixabay



La vida de un Asperger está llena de dificultades, sobre todo en lo referente a las relaciones con otras personas. Si las relaciones personales son de por sí la mayor parte de los retos que nos plantea la vida, para un Asperger esto va corregido y aumentado.


No estoy seguro de que el término “desencuentro” exprese con total precisión el significado de lo que quiero expresar, pero en cualquier caso, seguro que lo consigue en buena parte. Si bien las habilidades personales es algo que se adquiere con el paso del tiempo, en muchos casos este aprendizaje nunca llega a ser del todo suficiente, y en cualquier caso llega después de muchos años de sufrimiento en forma de incomprensión, malos entendidos y desencuentros.


La forma de ser Asperger tiene varias características comportamentales que generan distancia con la mayoría de los neuro-típicos, y, a la postre, en muchos casos la ruptura de la relación.



Empatía diferente


Muchos Asperger no tienen la empatía que requieren los neuro-típicos, aunque éstos tampoco tienen apenas ninguna con los Asperger. La cuestión es que ni los unos ni los otros entienden las emociones y necesidades psicológicas del otro, y esto genera distancia inevitablemente. El Asperger, por ser minoría, resulta el perdedor de la contienda.



Foco en los intereses especiales


Esta tendencia a vivir en su mundo le permite conectar con otras personas, pero lo separa de la mayoría, a quienes no les interesan sus temas de conversación y no conectan para nada. Solo con el paso del tiempo algunos Asperger llegan a ser más versátiles y desarrollar mayor amplitud de temas de conversación.



Escala de valores


Aunque no todos los Asperger son iguales en este aspecto, si hay una cierta tendencia de su parte a valorar la integridad más que muchos neuro-típicos. En esta línea, también están los valores de la justicia, la conciencia, la coherencia y la sinceridad. Esta última entra también en contradicción con los códigos sociales, por cuanto no siempre es aceptada.



Conciencia y sensibilidad


Una característica diferencial de los Asperger es su tendencia a ser más conscientes de todo cuanto hacen y dicen, a la vez que también son más sensibles acerca de los comentarios y las acciones de los demás respecto a ellos. La inconciencia de muchos neuro-típicos y su falta de sensibilidad, es también un foco de desencuentros entre ambos.



Falta de habilidades sociales


Sin duda, la “reina de las debilidades Asperger” es la mayor culpable de la historia de desencuentros, de falta de conexión y entendimiento con los neuro-típicos. El desconocimiento de los códigos sociales dificulta, no solo el establecer relaciones, sino también el mantenerlas, en la medida que es necesario una buena conexión para ello.



Solitud y cansancio social


Es conocido también el fenómeno del cansancio social y la necesidad de los Asperger de pasar tiempo en solitud. Ello sin duda tiene un coste de oportunidad, es un tiempo que algunos neuro-típicos interpretan como “no quiere estar con nosotros, pues ya no somos amigos, o menos”. Es necesaria una cierta habilidad para regatear esta reacción.


La serie de artículos “¿Mala intención? No, mala intuición, mala interpretación” explica todo tipo de malentendidos típicos entre Asperger y neuro-típicos. El artículo “Verdades, mentiras y malos entendidos” complementa dichas explicaciones.


¿Qué otros factores añadirías que contribuyan al mal entendimiento entre personas Asperger y neuro-típicos?


autismovivo.org


Entradas Recientes

Ver todo

Buzón de preferencias

Al suscribirte estás aceptando nuestra política de privacidad

Al rellenar formularios estás aceptando nuestra política de privacidad

  • Instagram
  • White Facebook Icon

© 2023 by TheHours. Proudly created with Wix.com