Storytelling como estrategia de empoderamiento

Actualizado: 27 de sep de 2020




POR JORDI PERA SEGARRA

Fuente: Autismo en vivo

Fotografía: PixaBay

Barcelona, 06/08/2020

Es bien conocido que la condición Asperger conlleva cierto tipo de sufrimiento que a menudo generan traumas emocionales, a la vez que una dificultad especial en la comunicación verbal. La técnica del Storytelling es una magnífica solución para resolver ambos problemas.

El proceso de crear y contar historias puede tener varios beneficios para el crecimiento personal de las personas TEA:

Desarrollo de habilidades transversales que habitualmente escasean en el colectivo TEA:

Ø Habilidades comunicativas: aprender a comunicar a través de contenidos escritos, visuales y auditivos, así como hablar en público es un reto que cualquiera debería afrontar. Para los jóvenes TEA, desarrollar la asertividad y la expresividad, es clave para superar muchos de los retos que se encontrarán en la vida. Escribir historias es el primer paso para desarrollar estas habilidades comunicativas.

Ø Habilidades de escucha activa: escuchar y comprender los demás es el primer paso para una comunicación efectiva, pues ésta consiste en un flujo bidireccional de información, y los humanos necesitan ser escuchados y comprendidos para abrir su corazón y su mente, para después escuchar a su interlocutor.

Ø Habilidades creativas: crear historias es un arte y por lo tanto aprender a crear historias comporta desarrollar habilidades creativas. Al igual que las habilidades comunicativas y expresivas, las habilidades creativas son necesarias para superar muchos retos, sobre todo la resolución de problemas.  

Autoconocimiento y conciencia.  Al escribir nuestra historia, recordamos los hechos, las emociones, los pensamientos y las razones por las que sucedió todo cuanto hubiera sucedido. Ello nos da  una segunda oportunidad de comprender el porqué de lo sucedido y ver las cosas con mayor perspectiva, tomando distancia para ganar objetividad una vez hemos soltado las emociones en el papel. Contar historias de nuestra vida es una oportunidad para entender mejor quiénes hemos sido, quiénes somos y quiénes queremos ser. Es un proceso creativo, pero también de toma de conciencia que nos aporta claridad para tomar decisiones importantes y visionar nuestras posibilidades. Para optimizar este proceso, es incluso mejor hacerlo con otras personas, ya que siendo escuchado y escuchando los comentarios críticos de los demás, es como se llega a este autoconocimiento y se gana madurez y capacidad de mejorar nuestra relación con los demás.

Superación de traumas. El solo hecho de escribir la historia del trauma y más aún, si se es  escuchado con empatía, sirve para liberar dolor y energía negativa, de forma que puedes ver el trauma y el sufrimiento desde fuera. La puesta en contexto de lo sucedido puede ayudar en la comprensión de los hechos y así facilitar el perdón. Se liberan las emociones enquistadas en el cuerpo, lo cual tiene efectos terapéuticos y ayuda a aparcar este recuerdo en un rincón de la memoria y dejar lugar para nuevas experiencias y sentimientos positivos que transformen nuestra vida.  Esta liberación de emociones negativas puede ayudar a resolver enfermedades psicosomáticas, ganar en autoconfianza, o en cualquier caso, liberar energías negativas que nos impiden desarrollar nuestro potencial personal y profesional.

Esta es una de las razones por las que queremos motivar a escribir y facilitar al colectivo TEA la posibilidad de contar sus historias personales relativas con su condición autista, más allá de la finalidad divulgativa, para facilitar la comprensión de los neuro-típicos, y también el aprendizaje de los demás TEA en la superación de problemas propios de esta condición.


50 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Buzón de preferencias

Al suscribirte estás aceptando nuestra política de privacidad

Al rellenar formularios estás aceptando nuestra política de privacidad

  • Instagram
  • White Facebook Icon

© 2023 by TheHours. Proudly created with Wix.com