A todo o nada

Actualizado: jun 16




POR JOSE MARTINEZ

Fuente: Spectrum | 13/06/2021

Fotografía: Pixabay



La forma de ser Asperger destaca a veces por la radicalidad en sus planteamientos y su forma de funcionar, que por así decirlo, pasa del blanco al negro con una breve escala de grises.


Es bien conocida la tendencia de los Asperger a los intereses especiales de carácter restringido, hasta el punto que a menudo solo hay uno. Estos intereses especiales activan la motivación de la persona Asperger hasta el máximo de su potencial, obteniendo a menudo resultados sorprendentemente buenos desde el punto de vista técnico, al menos en alguna de las variables relevantes. Hay que remarcar que ello es posible siempre y cuando las condiciones del entorno sean mínimamente amables: respeto, autonomía y buena organización y estructuración de la información necesaria para trabajar, principalmente.


Por el contrario, si no se dan las mencionadas condiciones, o se trabaja en algo que no despierta interés, el rendimiento puede bajar de la mediocridad hasta la ineptitud. Ello depende también del coeficiente intelectual de la persona, pues es bien sabido que las personas con altas capacidades tienen mas dificultad en encontrar tareas que les motiven.


Estos planteamientos radicales se pueden dar en muchas otras facetas de la vida, como los hábitos y decisiones de cualquier ámbito. Esto no es más que otra forma de explicar la rigidez como una de las características típicas de muchos Asperger, algo que les genera tensión y dificultad en la relación con otras personas, dependiendo también del contexto cultural de las mismas.


Con el tiempo, en función de las experiencias, la inteligencia y el grado de maduración de la persona, esta rigidez se puede ir moderando hacia una creciente flexibilidad, como también se explica en el artículo "Be water my friend", que aconseja acerca de las ventajas de tener actitudes más flexibles.

38 vistas0 comentarios