La guía definitiva de terapias y soluciones para el autismo de Autism Parenting y Autismovivo





Una guía exclusiva de la revista Autism Parenting y Autismo en vivo



Encontrar el mejor método para tratar el autismo es, a menudo, un desafío para los seres queridos de los niños y adultos con trastorno del espectro autista (TEA). Debido a que no hay dos personas con TEA que sean exactamente iguales, es vital elegir un método de tratamiento y terapia y un plan de intervención que se adapte a las necesidades específicas.



Una nota rápida para los padres


Hay un número de terapias y tratamientos para el autismo disponibles hoy en día. Sin embargo, antes de decidirse por un método específico, es muy importante que complete una investigación exhaustiva para determinar lo que podría funcionar mejor para su hijo. Hay muchas incógnitas con el TEA, por lo que es prudente equiparse con el conocimiento suficiente antes de confiar en un modo particular de tratamiento o terapia.


Si encuentra un tipo de tratamiento que parece demasiado bueno para ser verdad, probablemente lo sea. No importa lo que otras personas digan sobre una terapia en particular, siempre tome la información que le ofrecen con un grano de sal. Recuerde que lo que está en juego es la salud y el bienestar de su hijo. Si toma una decisión apresurada sin verificar la información que ha recibido con un profesional médico, podría poner en riesgo la seguridad de su hijo. No podemos apoyar ningún tratamiento o terapia.


Además, siempre tenga en cuenta que un método que funciona bien para un niño puede no funcionar para otro niño con necesidades de desarrollo diferentes. La clave para encontrar una terapia o tratamiento para el autismo que ayude a su hijo es investigar y determinar qué terapias tuvieron éxito para niños con desafíos similares.


Durante su investigación, asegúrese de llegar a otras familias también afectadas por el autismo y de aprender qué es lo que funciona mejor para ellas. Cuando encuentre un tipo de terapia que funcione con su hijo, asegúrese de compartirlo con ellos a cambio.



Terapias educativas y de conducta


Aquí hay algunas terapias populares diseñadas para ayudar a mejorar el comportamiento y estimular el aprendizaje de los niños con TEA:



Análisis Conductual Aplicado


El Análisis Conductual Aplicado (ABA) es el tipo de terapia conductual más popular para niños con TEA.


El ABA es en realidad una especie de término paraguas para un número de terapias de comportamiento, con varios enfoques específicos que caen dentro de él. Por ejemplo,

El entrenamiento de prueba discreta (DTT) es una forma de ABA que se enfoca en alentar o reforzar los comportamientos positivos mientras se desalientan los negativos.


Cuando se proporciona el ABA, los terapeutas o profesionales realizan una evaluación para determinar si un niño ha sido recompensado involuntariamente por sus padres por cualquier comportamiento negativo.


Luego trabajan para establecer nuevas conductas usando una variedad de métodos, incluyendo el aprendizaje de prueba discreto (DTL).


Muchos estudios han demostrado que el ABA puede ser positivo para los niños con TEA. De hecho, se ha descubierto que este tipo de terapia aumenta los resultados de los exámenes de los niños, sus habilidades lingüísticas y su rendimiento académico. Un estudio de 2006 publicado por el Journal of Autism and Developmental Disorders también reveló que el ABA y otras intervenciones conductuales similares pueden contribuir al desarrollo de las habilidades personales y sociales del niño.


Seleccionar un proveedor de ABA para su hijo puede ser una tarea abrumadora para algunos.


Para consejos de expertos sobre qué buscar, echa un vistazo a un artículo escrito para Autism Parenting.


Revista de Angelina M., MS, BCBA, MFTI llamada Help: I Don’t Know How to Choose an Applied Behavior Analysis Provider (Socorro: no sé cómo elegir un proveedor de análisis de conducta aplicado), ya que explica lo que incluyen las sesiones de ABA y el tipo de entrenamiento que debe tener el equipo.


Sarah Kupferschmidt, MA, BCBA, también proporciona su consejo de primera categoría en la revista Autism Parenting sobre el proceso de selección del ABA en su artículo llamado High Quality ABA Treatment:: What Every Parent Needs to Know (Tratamiento ABA de alta calidad: lo que todo padre debe saber).



Terapia cognitiva conductual


La terapia cognitiva conductual (TCC) es un tipo de psicoterapia diseñada para eliminar los patrones de conducta no deseados, ayudando a las personas a deshacerse de los pensamientos negativos sobre sí mismos y sobre el mundo. En los últimos años, se ha intentado utilizar la TCC con niños y adolescentes que tienen TEA, especialmente con aquellos que tienen ansiedad.


Algunos creen que los niños en el espectro del autismo no tienen las habilidades necesarias para tener éxito en la TCC; sin embargo, las investigaciones realizadas en 2012 demostraron lo contrario. El equipo de investigación encontró que los niños con autismo tienen la habilidad de distinguir pensamientos, sentimientos y comportamientos. También tienen la capacidad de alterar sus pensamientos. Algunos niños, sin embargo, tenían dificultad para reconocer las emociones.


Debido a esto, los investigadores y los expertos en autismo han trabajado incansablemente para modificar la TCC y hacerla más adecuada para los niños con TEA. La hicieron más repetitiva, visual y concreta para adaptarse a las necesidades de los niños. Por ejemplo, en lugar de pedirle simplemente a un niño que describa o califique su nivel de ansiedad en una escala del 1 al 10, un terapeuta puede usar un termómetro que muestre los niveles de ansiedad de bajo a alto y hacer que el niño señale el nivel según lo que esté sintiendo.

Una razón por la que la TCC funciona bien como una terapia de autismo para niños es que involucra a los padres. Permite a los padres desarrollar una mejor comprensión de los desafíos de su hijo y les enseña a utilizar las técnicas de la TCC cuando las situaciones de la vida real afectan a su hijo. Esto les da poder y los hace sentir involucrados y confiados en su capacidad para ayudar. (artículo completo en español aquí)



DIR/Floortime de suelo


Desarrollado por el Dr. Stanley Greenspan, el modelo de Relación de Diferencia Individual de Desarrollo (DIR) es un enfoque completamente infantil para tratar el autismo. El componente más conocido de la DIR es el Floortime, por lo que ahora se le llama a menudo DIR/Floortime.


Este tipo de tratamiento a menudo tiene lugar en el suelo (de ahí su nombre) porque requiere que un adulto siga el ejemplo de un niño. Pone énfasis en los juguetes u objetos que capturan el interés del niño con TEA.


Por ejemplo, si a un niño le fascina hacer girar las ruedas de un coche de juguete, el adulto se echará al suelo con él y hará girar las ruedas del coche también. El objetivo de esta terapia es que el adulto capte el interés y la atención del niño, y que éste comparta su placer o frustración. Esto le da al adulto la oportunidad de entender mejor el mundo del niño, preparando así el camino para establecer una conexión social y emocional.


DIR/Floortime también está diseñado para ayudar a asegurar el desarrollo holístico o general de los niños. Con este tipo de tratamiento, se abordan todas las áreas del desarrollo. Estas áreas incluyen habilidades motoras, emocionales y cognitivas; habilidades sensoriales y funcionamiento del lenguaje.


Una ventaja de DIR/Floortime es que los propios padres pueden ofrecer esta forma de terapia, ahorrando así mucho dinero. Además, en comparación con otros tratamientos para el autismo, DIR/Floortime requiere menos horas de terapia para ser efectivo.



Entrenamiento de prueba discreto


La TDT es considerada por muchos como la forma más deliberada y pura del ABA. Se usa a menudo cuando un terapeuta busca enseñar a los niños nuevas habilidades o comportamientos o animarlos a hacer algo que no suelen hacer. Con la TDT, las habilidades o comportamientos se descomponen en pequeños trozos manejables. De esta manera, será más fácil para los niños aprender y tener éxito.


Un ensayo discreto está compuesto por tres componentes: la instrucción del terapeuta, la respuesta del niño (o la falta de ella) y la consecuencia. La efectividad de este programa de intervención se debe, en parte, al hecho de que adopta la idea de refuerzo como "cualquier cosa" que motiva al niño a aprender. Cuando un niño con TEA aprende una nueva habilidad o comportamiento, debe practicarse o repetirse muchas veces. Entonces, será recompensado de acuerdo a ello, usualmente en forma de juguetes, comida, gestos, o cualquier cosa que sirva como motivación.



Terapia del Modelo de Denver de inicio temprano


El Modelo de Inicio Temprano de Denver (ESDM) es un tratamiento para el autismo desarrollado por la Dra. Sally J. Rogers. Fué noticia en 2012 cuando proporcionó la primera evidencia física de un psicólogo. El estudio de Ivar Lovaas de 1987 que afirmaba que las mejoras son posibles con la ayuda del tipo de intervención adecuado. De hecho, la revista Time lo nombró como uno de los 10 mejores avances médicos de 2012.


ESDM utiliza algunos principios del ABA y la TDT, como dividir una tarea o habilidad en piezas más pequeñas y enseñar cada paso en secuencia. La diferencia, sin embargo, es que no utiliza ensayos discretos. También se centra en la relación entre el terapeuta y el niño, que se basa en el juego según los intereses del niño.


En 2012, un grupo de investigadores realizó un estudio sobre cómo la intervención temprana en el comportamiento se asocia con la actividad cerebral normalizada en niños con TEA. Encontraron que los niños pequeños que se sometieron a la terapia de ESDM mostraron una mejora significativa en varias áreas, incluyendo el uso del lenguaje. También demostraron mejores habilidades para la vida diaria que los que recibieron intervenciones convencionales.


Los investigadores continuaron siguiendo y observando a los niños que se sometieron a la terapia ESDM incluso después de que el estudio terminara, y los niños siguieron mostrando mejoras. Esto apoyó las expectativas anteriores de la Dra. Roger de que los niños pequeños que se sometían a la terapia ESDM, podían alcanzar la misma puntuación en las pruebas de coeficiente intelectual y de lenguaje que los niños neurotípicos para cuando cumplieran seis o siete años.



Terapia basada en LEGO


La terapia basada en LEGO implica mucho más que jugar con una pila de ladrillos de plástico desarrollada hace generaciones, es una terapia de juego en grupo con pautas específicas. Con la orientación adecuada, estos coloridos ladrillos pueden ayudar a facilitar las habilidades sociales y de comunicación de los niños con autismo de alto funcionamiento.


Amy Wagenfeld, PhD, OTR/L, SCEM explica los fundamentos, el proceso y las valiosas conexiones sociales que se pueden hacer en su artículo publicado en la revista Autism Parenting llamado LEGO® Therapy: How to Build Connections with Autism One Brick at a Time (Terapia LEGO®: Cómo construir conexiones con el autismo, un ladrillo a la vez). Esta terapia también puede ayudar a un niño con TEA a desarrollar habilidades motoras finas, habilidades motoras de percepción visual, habilidades cognitivas, habilidades sensoriales y habilidades de autoeficacia.



Terapia ocupacional


La terapia ocupacional (TO) a menudo puede beneficiar a los niños con autismo, ya que muchos tienden a tener dificultades en la interacción social y la comunicación, así como dificultades con la restricción de intereses y habilidades de juego.


Un terapeuta ocupacional a menudo puede ayudar a los niños a rendir mejor en la escuela y en el hogar.


La terapia puede ayudar a mejorar las habilidades de la vida diaria, como el aseo y el entrenamiento para ir al baño.


Guía completa de entrenamiento para ir al baño. La guía definitiva


Para obtener más consejos sobre las formas de ayudar a los niños con autismo a desarrollar habilidades específicas, consulte el artículo publicado en la revista Autism Parenting llamado Simple Ways to Help Kids with Autism Develop Hand Skills (Formas sencillas de ayudar a los niños con autismo a desarrollar habilidades manuales), escrito por Barbara Smith, MS, OTR/L. Una terapeuta ocupacional, Smith proporciona excelentes consejos sobre cómo utilizar la estimulación sensorial para ayudar a un niño a participar y utilizar sus manos mientras disminuye la sensibilidad al tacto.



Evidencia científica de la terapia ocupacional



Entrenamiento de respuesta fundamental


El Entrenamiento de Respuesta Pivotal (PRT) fue desarrollado por los doctores Robert y Lynn Koegel de la Universidad de California, Santa Bárbara. Los Koegel creen que algunos de los déficits en los niños del espectro autista son más fundamentales que otros. Desarrollando la habilidad de un niño en una de estas áreas fundamentales, teorizaron, podría posiblemente resultar en mejoras colaterales de comportamiento.


En el PRT, el enfoque está en cambiar ciertas áreas fundamentales, como la motivación y la autogestión del niño, para cambiar los comportamientos que dependen de ellas. También sigue los mismos principios de comportamiento del ABA, como recompensar al niño por sus comportamientos positivos.


Pero en lugar de seguir el modelo de "el niño y el maestro en la mesa", el PRT utiliza un enfoque más naturalista. Durante la terapia, el niño es colocado en un lugar estructurado donde tiene muchas oportunidades de jugar e interactuar con el entorno.


Como en DIR/Floortime, el adulto sigue el ejemplo del niño en PRT. Al niño también se le permite elegir los juguetes, actividades y temas de conversación durante la sesión. A los padres les encanta este enfoque porque es adecuado para todos los entornos. Además, pueden incorporar fácilmente las estrategias de PRT en las actividades diarias del niño.



Intervenciones de habilidades sociales y de comunicación


A continuación, se presentan algunos de los recursos y herramientas que se pueden utilizar para ayudar a los niños en el espectro autista a desarrollar las habilidades sociales y de comunicación necesarias para la vida diaria:


  • Sistema de comunicación de intercambio de imágenes


El Sistema de Comunicación de Intercambio de Imágenes (PECS) fue desarrollado en 1985 por el Dr. Andrew S. Bondy y Lori Frost como un paquete único de intervención de comunicación aumentativa para individuos con autismo. El sistema se usa comúnmente con niños y adultos en el espectro del autismo que tienen poca o ninguna capacidad verbal. Con el PECS, los terapeutas y los padres ayudan a los niños a construir un vocabulario y a articular sus pensamientos y sentimientos a través de imágenes. (artículo completo en español aquí)


Muchos niños y adultos con TEA han tenido éxito con la PECS. A través de este sistema, son capaces de comunicarse y articular sus pensamientos, sentimientos y observaciones sin importar sus dificultades comunicativas, cognitivas y físicas. Algunos estudiantes también fueron capaces de desarrollar el habla.


Hoy en día, las investigaciones que apoyan la efectividad del PECS están en curso para determinar cómo puede ayudar aún más a aquéllos con TEA a comunicarse.


Para obtener más información sobre cómo la PECS puede marcar la diferencia en la vida de un niño, consulte el artículo de Emily Davidson titulado How to Use PECS to Give Your Child with Autism the Voice He/She Needs (Cómo usar la PECS para darle a su hijo con autismo la voz que necesita) publicado en la revista Autism Parenting.



  • Guiones sociales


Esta estrategia se utiliza para ayudar a los individuos con TEA, especialmente a los niños, a iniciar el contacto social y a conversar con otras personas. A los niños se les enseñan "guiones" para situaciones sociales comunes. Al principio, el niño usa una tarjeta de apoyo o recordatorio que tiene una pregunta o frase escrita en ella. Luego el niño usa estas tarjetas hasta que es capaz de desarrollar mejores habilidades sociales, y es capaz de usar preguntas y frases de una manera más espontánea y natural.



  • Historias sociales y conversaciones en tiras cómicas


Los estudios han demostrado que los niños con autismo responden mejor a las señales visuales, por lo que el uso de historias y dibujos es una gran manera de ayudarles a construir la comprensión social.


"Historias Sociales", desarrolladas por C. Gray, son breves historias personales escritas para niños con TEA. Estas historias describen situaciones sociales en las que los sentimientos del niño y de otras personas sirven como elementos clave. Se incluyen posibles respuestas sociales para ayudar al niño a comprender o a hacer frente a situaciones sociales estresantes.


Para ver un ejemplo de cómo las historias sociales pueden ayudar a un niño con autismo, vea el artículo de Angelina M, MS, BCBA, MFTI en la revista Autism Parenting Magazine llamado HELP: Mi hijo autista está absolutamente aterrorizado por las tormentas Para aprender excelentes maneras de ayudar a un niño a enfrentar la abrumadora ansiedad de las tormentas.


Las conversaciones de las tiras cómicas, por otro lado, buscan ayudar al niño a aprender las reglas sociales que de otra manera podría encontrar desafiantes. Estas conversaciones incluyen dibujos con burbujas, que representan una conversación que puede superponerse (indicando la naturaleza continua de la conversación).

Por ejemplo, un niño con TEA que puede sentirse ofendido por la alegre frase "¡No puedes atraparme!" puede aprender a través del cómic que su amigo no está menospreciando sus habilidades de ninguna manera, sino que está tratando de atraerlo a jugar un divertido juego de etiqueta. (artículo completo en espñol aquí)



Dietas especiales para niños con autismo


Varios estudios han demostrado que los alimentos que comemos pueden afectar no sólo a nuestros cuerpos, sino también a nuestro estado de ánimo, comportamiento y crecimiento y desarrollo mental. Para los niños con autismo, hay ciertas dietas que pueden ayudar a reducir los síntomas e incluso mejorar el funcionamiento general:



Dieta sin gluten y sin caseína


El gluten es una proteína que se encuentra en las semillas de trigo y granos como la cebada y el centeno. Se puede encontrar en muchos productos y se sabe que causa problemas digestivos en algunas personas.


La caseína, por otro lado, es un tipo de proteína presente en los productos lácteos. Al igual que el gluten, puede causar problemas digestivos.



Dieta rica en ácidos grasos Omega-3


Los ácidos grasos omega 3, que se encuentran en los aceites de pescado, así como en forma de suplementos, han sido promocionados para ayudar al desarrollo y funcionamiento del cerebro. La revista Biological The Psychiatry reveló que, según estudios previos, añadir ácidos grasos omega 3 a la dieta de un niño puede ayudar a minimizar el comportamiento hiperactivo y repetitivo, especialmente entre aquéllos con TEA. Otros estudios sugieren que los ácidos grasos omega-3 también pueden ayudar a mejorar las habilidades de aprendizaje y sociales del niño.


Sin embargo, también hay estudios que se oponen a la inclusión de los ácidos grasos omega-3 en la dieta de los niños con TEA. Por lo tanto, antes de probar esta dieta, sería conveniente consultar a un médico o a un dietista profesional para que le ayude a decidir qué es lo mejor para su hijo.



Dieta Feingold


La Dieta Feingold es un tipo de dieta en la que el salicilato y los aditivos artificiales, como los colorantes, saborizantes y conservantes sintéticos, se eliminan de la dieta. Se basa en la idea de que algunos aditivos son dañinos para nuestra salud. Se cree que el salicilato, que es una toxina vegetal natural que se encuentra en ciertos tipos de alimentos como los cítricos y en medicinas como la aspirina, tiene un efecto similar al de los aditivos artificiales.


Las investigaciones sobre la eficacia de la dieta Feingold siguen en curso, pero la Asociación Feingold de los Estados Unidos afirma que la dieta puede utilizarse para tratar el autismo, así como otros problemas.



Dieta sin levadura


Una dieta sin levadura consiste en eliminar los alimentos fermentados, como el vinagre, la malta de cebada, el chocolate y la salsa de soja, de la ingesta diaria de alimentos de los niños con autismo. Se basa en la idea de que la levadura Candida albicans, presente en nuestro tracto intestinal y en la boca, puede amplificar los síntomas del autismo. Absteniéndose de comer alimentos con alto contenido de levadura, los niños del espectro pueden afrontar mejor o incluso reducir los síntomas del autismo.


Dietas con plantas naturales




Terapias asistidas por animales


Interactuar con los animales puede ayudar mucho a mejorar nuestra salud mental y física y la calidad de nuestras vidas. Pero para los niños con autismo, sus efectos pueden ser aún más significativos. Además de servir como compañeros peludos, los animales también pueden proporcionar a los niños beneficios terapéuticos.


Para aprender más sobre los beneficios terapéuticos de las terapias asistidas por animales, por favor vea el artículo de la entrenadora de madres y perros autistas, Michelle Huntting, llamado Pets Can Make all the Difference in the World of Autism (Las mascotas pueden hacer la diferencia en el mundo del autismo) publicado en Autism Parenting Magazine.



Perros


Según un estudio publicado en el Journal of Alternative and Complementary Medicine, los perros pueden tener un efecto positivo en el comportamiento social y las habilidades de los niños con autismo.


La investigadora principal Francesca Cirulli del Instituto Nacional de Salud en Roma, Italia, y el resto de su equipo de investigación, encontraron que los niños con TEA tienden a ser más receptivos, comprometidos y abiertos a comunicarse durante las sesiones de terapia en las que hay un perro presente. En otro estudio, encontraron que los niños, particularmente los varones, eran más amigables y menos agresivos con sus compañeros de juego cuando estaban en presencia de perros de terapia.


Sin embargo, Cirulli señaló que también es posible que un perro pueda tener efectos negativos en los niños con TEA. Por ejemplo, el animal podría aumentar la hiperactividad.


Si se pregunta si debe adoptar un perro o no, tal vez quiera ver cómo reacciona ante el perro de un amigo o vecino antes de proceder con su plan. Además, al adoptar un compañero canino, sería prudente considerar las necesidades de su hijo, así como la personalidad y las características del perro que desea adoptar. (artículo completo en español aquí)


Gatos


Un gato bien elegido también puede formar un fuerte vínculo con los niños del espectro. Para conocer de primera mano la historia de éxito de una niña y su extraordinario gatito, asegúrese de leer el artículo de Arabella Carter Johnson, publicado en la revista Autism Parenting llamado How an Amazing Cat Changed My Child with Autism's World. También vea el artículo de Amy KD Tobik llamado Special Kitty Encourages Young Girl with Autism to Interact. (artículo completo en español aquí)



Los caballos y la equitación terapéutica


Un estudio publicado en el Journal of the American Academy of Child and Adolescent Psychiatry ha descubierto que montar a caballo, conocido como hipoterapia, puede tener un efecto terapéutico en niños con autismo. De acuerdo con el estudio, los niños que participan en clases de equitación terapéutica son menos irritables y menos hiperactivos. También eran más comunicativos y mostraban otras mejoras, en comparación con los que no tomaban clases.


Para saber más, vea el artículo titulado Qué es la hipoterapia y cómo puede ayudar a los niños con autismo y TDAH publicado en la revista Autism Parenting.


Acceder a lecciones de equitación puede ser un desafío para algunas familias. Afortunadamente, los padres pueden comprar un dispositivo de hipoterapia conocido como la Terapia de Simulador de Relajación Equina, o REST. Este dispositivo replica el movimiento rítmico de la marcha de un caballo, lo que puede ayudar a los niños con TEA a relajarse y sentirse más a gusto.


Para aprender más sobre REST, vea un artículo informativo en la revista Autism Parenting llamado New Equine Simulator Therapy Provides a Unique Sense of Calm (La nueva terapia de simulador equino proporciona una sensación de calma única), escrito por Will Turbow, que explica los muchos beneficios de esta forma de terapia.




Intervenciones y terapias del sueño


Muchos niños con TEA tienen problemas para dormir, y esta falta de sueño a menudo puede conducir a otros problemas, como la agresión, la depresión, la hiperactividad y el aumento de los problemas de comportamiento. Afortunadamente, existen intervenciones, terapias y soluciones para ayudar a su hijo a dormir tranquilo y en paz:



Estableciendo rutinas para la hora de dormir


La formación de rutinas para la hora de acostarse puede ser muy eficaz para los niños que tienen dificultades para dormirse o que carecen de un sueño de calidad, especialmente entre los que tienen TEA. Se sabe que los niños con autismo responden bien a las rutinas o a un conjunto de actividades que se hacen repetidamente y consistentemente. Estas actividades ayudan a enviar una señal a su cerebro de que es hora de calmarse, prepararse para ir a la cama y dormir.


Establecer rutinas para la hora de dormir es fácil de implementar. No suele requerir la asistencia de un terapeuta, ya que los padres pueden hacerlo por su cuenta y en la comodidad de su casa. Además, no cuesta nada. Sin embargo, para ser efectivos, los padres deben tener en cuenta ciertas cosas. Por ejemplo, los padres deben empezar por seleccionar una hora razonable para ir a la cama que ellos y su hijo puedan seguir sin falta.


También, las actividades previas a la hora de acostarse deben ser elegidas cuidadosamente. Deben ser agradables y relajantes. Y lo que es más importante, deben ajustarse a las necesidades e intereses del niño.



Hora de acostarse descolorida con un costo de respuesta


En la hora de acostarse con el costo de la respuesta, los padres primero determinan la hora real en que el niño se duerme después de ser colocado en la cama. Luego, agregan 30 minutos adicionales a la hora de acostarse del niño. Cuando se utiliza este método de intervención del sueño, es importante que los padres mantengan un "registro de sueño" para que puedan controlar fácilmente los patrones de sueño del niño.


Por ejemplo, cuando un padre acuesta a un niño a las 8pm y se duerme a las 8:30pm, el niño debe ser acostado a las 9pm de la noche siguiente. Cuando la próxima hora de dormir se fija a las 9pm, el niño debe mantenerse despierto hasta las 9pm. Esto es para aumentar la probabilidad de que esté cansado a las 9pm.


En caso de que el niño se duerma dentro de los 15 minutos de haber sido acostado, la hora de dormir debe desaparecer. Esto se hace reduciendo la hora de acostarse en 30 minutos la noche siguiente.


Usando el ejemplo anterior, la hora de acostarse a las 9pm debe ajustarse ahora a las 8:30pm.


¿Qué pasa si el niño no se duerme dentro de los 15 minutos de la nueva hora de acostarse? Cuando esto ocurre, debe ser sacado de la cama durante unos 15 minutos. Durante este tiempo, cualquier actividad que promueva la excitación o la inquietud debe ser evitada. Esto es para motivar al niño a dormirse. Una vez que los 15 minutos hayan pasado, el niño debe ser colocado de nuevo en la cama. Si no se vuelve a dormir, se debe repetir este procedimiento hasta que lo haga.



Terapia de luz


También conocida como fototerapia, la terapia de luz implica el uso de luz artificial para ayudar a los niños diagnosticados con el trastorno del espectro autista a dormir mejor, ayudando al ritmo circadiano natural de su cuerpo. También se sabe que afecta positivamente a las sustancias químicas del cerebro que son responsables de nuestro estado de ánimo. Por eso la terapia de luz también puede utilizarse para ayudar a reducir los síntomas del trastorno afectivo estacional (TAE).

Durante la terapia de luz, el niño se sienta cerca de un dispositivo llamado caja de luz. Esta caja emite una luz brillante que es similar a la luz natural del exterior. Para que sea eficaz, debe estar presente una combinación de tres elementos vitales: el tiempo, la intensidad de la luz y la duración. También requiere una rutina y una programación adecuada. Además, es importante encontrar una caja de terapia de luz que se ajuste al estilo de vida del niño.


Aunque la terapia de luz no es necesaria para curar el TAE, la depresión y el insomnio, puede mejorar la salud y el bienestar del niño. Además de ayudar a aliviar los síntomas del insomnio y el TAE, también puede aumentar los niveles de energía del niño, mejorar su estado de ánimo y mejorar la calidad de vida.



Despertares programados


Los despertares programados son otro método que puede ayudar a los niños con TEA que tienen dificultades para permanecer dormidos. De nuevo, con este método, ciertamente ayuda a los padres a tener un registro de sueño para su hijo.


Utilizando la información del registro de sueño, los padres determinan la hora a la que su hijo suele despertarse. Luego, unos 30 minutos antes de esa hora, despiertan al niño tocándolo o hablándole suavemente. Después de despertar al niño, los padres deben dejar que se vuelva a dormir.


Este procedimiento debe repetirse todas las noches hasta que el niño pueda dormir sin ser molestado y sin despertarse durante la noche durante los siguientes cinco a siete días. Una vez que el niño pueda lograr este objetivo, los padres pueden saltarse una noche de vigilia por semana hasta que el niño ya no se despierte en mitad de la noche.



Entrenamiento del sueño


Además de tener problemas para dormirse, algunos niños con TEA también tienen dificultades para mantenerse dormidos. Afortunadamente, existen varios métodos de entrenamiento del sueño que pueden ayudar a los padres a lidiar con este problema.


Para asegurar un buen sueño nocturno, los expertos dicen que los padres deben dejar la cama, la cuna o la habitación de su hijo sin palabras largas e interminables. Si el niño sigue sin dormir, los padres pueden esperar unos minutos antes de volver a la habitación para ver cómo está.


Una vez dentro de la habitación, los padres pueden tocar o frotar a su hijo. Sin embargo, estos gestos no deben durar más de un minuto. También pueden tranquilizar al niño de manera suave pero firme, diciéndole que está bien que se vuelva a dormir. Después, los padres deben salir de la habitación hasta que surja la necesidad de controlar al niño.


Como la mayoría de los tratamientos para el autismo, el entrenamiento del sueño debe hacerse de manera consistente. Sin embargo, muchos expertos coinciden en que este método puede ser más difícil para los padres que para el niño, ya que podría tomar un par de horas para que el niño se duerma, especialmente durante las primeras noches. Además, existe la posibilidad de que el comportamiento del niño empeore durante unos días antes de mostrar una mejora significativa. Para facilitar el entrenamiento del sueño, los padres pueden colocar una puerta o barrera en la puerta del dormitorio del niño. Esto le recordará que es hora de acostarse y, por lo tanto, el niño debe quedarse dentro de la habitación y dormir.



El pase de la hora de dormir


Si el niño se niega a dormirse y sale de su habitación, un tipo de intervención que puede ayudar es el uso de un pase de cama. Con este método, los padres proporcionan al niño un pase que le permitirá salir brevemente de su dormitorio. Este pase puede ser una pequeña tarjeta de índice o cualquier otra ficha con el nombre del niño escrito en ella.


El pase para dormir siempre debe ser usado para cumplir un propósito específico. Por ejemplo, el niño debe usarlo para tomar agua o ir al baño. Una vez que el pase de cama ha sido usado, debe ser entregado a los padres hasta la noche siguiente. Si el niño muestra un comportamiento problemático de sueño después de que se le haya entregado el pase, el padre puede revocarlo durante la siguiente noche.


Para un enfoque innovador para ayudar a un niño con autismo a dormir sin necesidad de medicamentos, por favor vea el artículo de Aditi Srivastava, SROT llamado Simple Ways to Help Your Child with ASD Sleep Without Medicine publicado en Autism Parenting Magazine.


Para consejos adicionales sobre cómo ayudar a un niño con autismo a obtener el descanso que necesita, vea el artículo escrito por Angelina M., MS, BCBA, MFTI para Autism Parenting Magazine.



Pidiendo ayuda: mi hijo no duerme


Los estudios indican que la iluminación y el color son elementos importantes para crear un espacio cómodo para un niño con autismo. Eche un vistazo al artículo de la diseñadora de interiores Carolyn Feder publicado en la revista Autism Parenting llamado Top Ideas to Create a Calming Sensory Bedroom Space para obtener consejos de expertos sobre cómo crear el espacio ideal para su hijo.


(artículo completo en español aquí)



Conclusión


Éstas son sólo algunas de las terapias e intervenciones disponibles para los niños con TEA hoy en día. La buena noticia es que se están haciendo varios estudios e investigaciones cada día para explorar más formas de mejorar los desafíos del trastorno del espectro autista.


Como se mencionó anteriormente, es imperativo que completes una investigación exhaustiva antes de usar una intervención o terapia en particular. Y como no hay dos niños con TEA que sean exactamente iguales, una terapia que funciona para un niño puede no funcionar para otro. Por lo tanto, debe aprender de las experiencias de otros padres cuyos hijos tienen necesidades de desarrollo similares a las de su hijo. De esta manera, le será más fácil determinar el tratamiento más exitoso para el autismo de su hijo.


Esta publicación se encuentra en:


Hay también artículos exclusivos de Autismovivo.org





Artículos que quizás te puedan interesar


Tratamiento farmacológico del trastorno del espectro autista: una revisión de 7 estudios


Efectos adversos de la risperidona en niños con TEA en un entorno clínico naturalista en un hospital


Formas fáciles de enseñar importantes habilidades lingüísticas y de ocio


Un estudio muestra que los niños con TEA prefieren las actividades sensoriomotoras con objetos


Seguridad en el autismo: 10 consejos para proteger a su hijo


Transporte seguro de niños con TEA con tendencia “escapista”: evaluación e intervención


Autismo y autolesiones


Qué son los probióticos y por qué son más necesarios que nunca


Formas fáciles de enseñar importantes habilidades lingüísticas y de ocio


Guía útil de “seguridad on line” para personas con autismo


Cortarle el cabello a un niño/a con TEA


Ejercicios de logopedia para probar con tu hijo con autismo


Comportamiento agresivo del autismo: cómo controlar la agresión de su hijo


Entrenamiento para ir al baño y autismo - La guía definitiva


Evidencia científica de integración sensorial como abordaje de terapia ocupacional en autismo




Buzón de preferencias

Al suscribirte estás aceptando nuestra política de privacidad

Al rellenar formularios estás aceptando nuestra política de privacidad

  • Instagram
  • White Facebook Icon

© 2023 by TheHours. Proudly created with Wix.com